Los seres humanos estamos expuestos a ciertas condiciones que nos llenan de toxinas el organismo. No nos damos cuenta debido a que el envenenamiento es paulatino y gradual hasta que se manifiesta a través de síntomas. Cuando una persona sufre un desequilibrio en su sistema inmunológico, las toxinas se aprovechan para convertirse en invasoras y generadoras de las enfermedades, que se manifiestan en el cuerpo como un síntoma o una enfermedad física o psíquica.

Los síntomas o las enfermedades son indicios físicos visibles de un proceso interno invisible. El síntoma no es un monstruo al que se deba eliminar, es sólo un sistema de alarma que se ha activado para indicar que una serie de intrusos han entrado al organismo para hacer daño y a los que se debe prestar atención antes de que el daño sea irreversible. Por lo tanto se debe atacar la causa no el efecto.

De la misma forma que tampoco hay que eliminar la fiebre, sólo controlarla, buscando la causa que la provoca. La fiebre ayuda a la cura, al hacer que el metabolismo de todo el cuerpo se intensifique de tal forma que quema toxinas, virus o bacterias que ensucian el medio interno.

Los expertos en salud mencionan que los pasos para curar cualquier enfermedad deben ser:

  1. Desintoxicación
  2. Tratamiento
  3. Cambios en los hábitos del paciente.

Este es el proceso que debe seguir. De nada serviría por ejemplo, que se alivie la tos a un paciente fumador pero no cambia su hábito de fumar.

El primer paso debe ser una desintoxicación a nivel de todos los sistemas: Estrés oxidativo, Celular, Neuronal, Sistema Inmunológico y a nivel Vasoprotector y Vasodilatador. Un producto que logre la depuración a estos niveles se convierte en un preventivo contra todas las enfermedades.

IBM Pharma ha investigado y desarrollado Limtox un excelente detoxificador general. Pharmalat, S. A., pronto se presentará al gremio médico. En breve nuestro representante profesional le llevará Limtox la mejor alternativa para iniciar con buen paso todo proceso preventivo y curativo de cualquier enfermedad, eliminando las toxinas del organismo.

CONTRAINDICACIONES: Insuficiencia renal crónica, embarazo y lactancia.

DOSIS Y MODO DE PREPARAR: Adultos: 1 sobre cada 12 horas. Menores de 7 años y pacientes con insuficiencia renal: ½ sobre cada 12 horas. Disolver la dosis que corresponda en un vaso con agua, media o una hora antes o después de cualquier comida.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO: De 1 a 3 meses. Si durante el tratamiento hay mal olor en las heces, es debido a la expulsión de toxinas, por lo que es recomendable continuar con el tratamiento por 2 o 3 meses más. Repetir el tratamiento cada 3 años.

RECOMENDACIONES: En pacientes que han sobrevivido al cáncer y en pacientes con antecedentes familiares de cáncer, se recomienda repetir el tratamiento cada año.

  • Captura células cancerígenas en fase pro mitótica.
  • Provoca apoptosis de células malignas
  • No permite que actúen metaloproteinasas (MMPS) y urokinasas impidiendo invasión celular y metástasis.
  • Actúa sobre TNF permitiendo que células cancerígenas sean detectadas por sistema inmune.
  • Potente acción antioxidante de los flavonoides.
  • Actividad antitumoral de sus compuestos.
  • Mejora la microcirculación y es antiinflamatorio.
  • Sus componentes (Glicoproteínas y proteoglicano en combinación con ácido elágico, previenen el envejecimiento)