Se han estigmatizado las grasas, que se dicen muchas cosas de ellas, pero ¿qué es cierto y qué es falso? Empecemos por decir: ¿Por qué consumir grasas en la alimentación? ¿Son necesarias para el organismo?

Las grasas son una valiosa fuente de energía, cada gramo aporta 9 calorías. Dan sabor y textura a las comidas, aportan nutrientes especiales como los ácidos grasos que intervienen en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

 

 

Se han estigmatizado las grasas, que se dicen muchas cosas de ellas, pero ¿qué es cierto y qué es falso? Empecemos por decir: ¿Por qué consumir grasas en la alimentación? ¿Son necesarias para el organismo?

Las grasas son una valiosa fuente de energía, cada gramo aporta 9 calorías. Dan sabor y textura a las comidas, aportan nutrientes especiales como los ácidos grasos que intervienen en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Permiten la absorción de vitaminas liposolubles tales como la vitamina A, D, E  y K. En el cuerpo el tejido graso protege órganos, articulaciones y también ayuda en la regulación de su temperatura.

Se deduce entonces que es necesario consumir grasas en forma mesurada y controlada. Incorporando las que contienen Omega 3, en vista que ayudan a la coagulación, mejoran la circulación, dejan el colesterol total e incrementan el colesterol HDL (bueno).

 

¿Tiene beneficios la grasa?

La grasa proporciona energía, más que los carbohidratos y las proteínas, contribuyendo al crecimiento del cuerpo.

Pero como es sabido, comer demasiadas grasas es dañino para la salud. Una dieta alta en grasas incrementará el colesterol en el cuerpo, obesidad y como consecuencia de ello, sobreviene el síndrome metabólico, causante de muchas enfermedades entre ellas las cardiacas, diabetes y hasta cáncer.

Tipos de Grasas

  • Colesterol

Es una sustancia adiposa producida por el cuerpo y está en la sangre. El colesterol LDI obstruye las arterias y aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

El colesterol HDL impide que los vasos sanguíneos se bloqueen.

  • Grasas Poliinsaturadas

Reducen el colesterol en la sangre a diferencia de las grasas saturadas. Se encuentran en el pescado, las nueces, margarinas poliinsaturadas y aceite de maíz y la canola.

  • Grasa mono insaturadas

Disminuyen el colesterol en la sangre, se encuentra en aguacates, nueces y mantequilla de cacahuate.

  • Grasas saturadas

Elevan el colesterol en la sangre. Estas grasas son dañinas y al ingerirlas con frecuencia, contribuye a elevar el colesterol. Estas grasas están contenidas en helados, mantequilla, carnes rojas y carnes procesadas (tocino y embutidos). Además, se encuentran en la comida rápida, en las frituras, galletas, panes y lácteos.

  • Grasas Trans

Ácidos de grasas trans: Las grasas trans se producen cuando el aceite líquido se convierte en grasa.

Se encuentra en alimentos procesados como galletas, donas y papas fritas. También en productos que utilizan grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. Este tipo de grasas es muy dañino e incrementa el colesterol LDL y reducen el colesterol HDL.

Se debe tener cuidado con los alimentos bajos en grasa o sin grasa, en muchos casos tienen un alto contenido de azúcar.

La cantidad diaria recomendada es de alrededor de 67 gramos o 600 calorías. Por ejemplo: Una dona tiene 12 gramos de grasa y un muffin 22 gramos, mientras que una hamburguesa contiene 69 gramos.

¿Por qué son dañinas las grasas trans?

Las grasas trans o ácidos grasos trans, son un tipo de grasas insaturadas que actúan como grasas saturadas. Son dañinas para el corazón porque elevan el nivel colesterol malo (LDL) en la sangre y reducen el bueno (HDL). En promedio se consumen cerca del 64%, se obtiene de un proceso conocido como hidrogenación.

¿Dónde están presentes las grasas trans?

Existen de forma natural en algunas carnes y productos lácteos, no es aconsejable reducirlas drásticamente porque junto con ellas se estarían eliminando otros nutrientes importantes.

Las más dañinas son las que se encuentran en harinas refinadas tales como: pan, galletas, snacks, papas fritas, toda clase de frituras y en la comida rápida, que incentivados por el bombardeo publicitario es lo que más se consume.

 

¿Por qué son dañinas para el corazón?

Las lipoproteínas de baja densidad –colesterol LDL- son un componente importante de las placas adiposas localizadas en las paredes internas de las arterias, que bloquean o dificultan el flujo sanguíneo hacia el corazón.

Numerosos estudios han mostrado una clara relación entre el consumo de grasas trans y los elevados niveles de colesterol. Ellas también pueden causar inflamación e intervenir en otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas.

 

Tipos de tejido adiposo o tejido graso:

Existen dos tipos de tejido adiposo, el tejido adiposo blanco (o unilocular) y el tejido adiposo marrón, grasa parda (o multilocular).

El protoplasma y el núcleo quedan reducidos a una pequeña área cerca de la membrana. El resto es ocupado por una gran gota de grasas.

El tejido adiposo, que carece de sustancia fundamental, se halla dividido por finas trabéculas de tejido fascircular en lóbulos. La grasa de las células se encuentra en estado semilíquido y está compuesta fundamentalmente por triglicéridos.

Se acumula de preferencia en el tejido subcutáneo, la capa más profunda de la piel. Sus células, lapicitos, están especializadas en formar y almacenar grasa.

Esta capa se denomina, panículo adiposo y es un aislante del frío y del calor. Actúa como una almohadilla y también como un almacén de reservas nutritivas.

Este tipo de tejido cumple funciones de relleno y de amortiguación, especialmente en las áreas subcutáneas. También sirve de soporte estructural. Finalmente,  siempre tiene una función de reserva. La grasa varía, es de diferente consistencia, liquida o sólida.

El crecimiento de este tejido se puede producir por proliferación celular (crecimiento hiperplástico), por acumulación de una mayor cantidad de lípidos en las células ya existentes (crecimiento hipertrófico) pero nunca aumenta el número de adipocitos por división mitótica. Durante la adolescencia, el crecimiento es generalmente rápido y en el individuo adulto hipertrófico.

FUENTES:

Genneser Finn. Histología (2666). Editorial Médica Panamericana. Tercera edición. Buenos Aires, Argentina, Colombia 1999 y México D. F Chile, la serena (2011)

 

Investigación

Obesidad, diabetes, hipertensión, y otros problemas por exceso de grasa corporal.

La obesidad, la diabetes tipo 2, la hipertensión y otros problemas de salud relacionados, como el síndrome metabólico, caracterizados, en general, por un exceso de grasa corporal, se habían relacionado con una dieta inadecuada –y particularmente con una dieta rica en grasa-, pero no se abordaba la forma de combatirlos.

Los consejos tradicionales sobre reducir la ingesta de grasa han dado muy pobres resultados, ya que lo más que se ha logrado es mantener la situación sin que se agrave o reducir el progreso del problema sin conseguir resolverlo.

La mayoría de estudios sobre el metabolismo energético muestran que el contenido de carbohidratos, en lo que se ha considerado tradicionalmente una dieta equilibrada, es mucho mayor de las necesidades del metabolismo.

Esto causa una secreción masiva y persistente de insulina que además de activar la síntesis de grasa y promover la síntesis de colesterol  provoca a su vez, la aparición de otro punto débil en el metabolismo: el bloqueo de la transcripción de la piruvato carboxilasa, que es la principal ruta anaplerótica del ciclo de Krebs en el hígado; lo que impide el funcionamiento normal de esta ruta, haciendo muy difícil el consumo de la grasa, entonces se producen depósitos macroscópicos y microscópicos de grasa en el cuerpo, que originan un gran número de problemas de salud.

Como esta dieta es muy mal aprovechada por el metabolismo, produce una sensación persistente de hambre que no puede resolverse aumentando el número de comidas, sino que esto agrava más el problema, produciendo más acumulación de grasa y reduciendo aún más las posibilidades de consumirla.

Para resolver el problema, no basta con hacer una reducción drástica de la ingesta de hidratos de carbono (como han intentado algunos nutriólogos y dietista), ya que eso no repara la incapacidad metabólica para gastar las grasas acumulada.

Innovación BioMolecular Pharma, está por lanzar al mercado un producto que actúa sobre la grasa dañina del cuerpo, convirtiéndola en ATP (energía), sacándola del tejido adiposo y evitando que se multipliquen en una especie de hipertrofia hiperplásica y por consiguiente reduce drásticamente el riesgo de padecer las enfermedades asociadas al Síndrome Metabólico.

El efecto secundario más prominente, es el de bajar de peso (no es producto cosmético para adelgazar) como consecuencia del tratamiento, proporcionando salud.

 

SI SU EMPRESA NO HACE MARKETING, NO SE PREOCUPE; NO PASARÁ NADA… DE NADA

Esta es una verdad que emplean los expertos de marketing y se refieren a todo tipo de empresas, ya sean individuales o jurídicas, que deseen vender lo que sea: producto, servicios o ideas.

El problema es que como estamos en un mundo tan competitivo, cualquier persona que tenga o inicie una empresa individual o jurídica desea que pase algo con ella, algo positivo, que crezca constantemente, en vista de que nadie pone una empresa para que sea de carácter efímero, sino con fines de permanencia en tiempo y espacio.

Estando en un mundo competitivo y globalizado, no se puede estar ajeno al Margketing.

Hay tantas definiciones de marketing como seres humanos, pero básicamente: El ¨conjunto de actividades que se realizan para satisfacer las necesidades de los consumidores, usuarios o clientes, poniendo a su alcance, satisfactores (productos y/o servicios) en el momento adecuado y al precio conveniente para obtener una utilidad razonable…¨

Aquí es donde empiezan los problemas de interpretación, porque a muchas personas les causa alergia hablar de utilidades, sobre todo si se trata de una organización de proyección social como puede ser una fundación, una ONG de ayuda comunitaria o los mismos servicios médicos.

Es un tabú hablar de utilidades como si no tuvieran derecho a obtenerlas. De todos modos, hay que entender que las utilidades no siempre son monetarias y en algunos casos, como en los ejemplos citados, la utilidad puede traducirse en más cobertura social o en economía de costos en insumos para tener un mayor alcance de los servicios, etc.

En todo caso, siempre se va a perseguir una optimización de los recursos y por lo tanto una utilidad. Hasta las iglesias utilizan estrategias de marketing para atraer adeptos, y en la actualidad utilizan estrategias que muchas empresas envidian por el éxito de las mismas, teniendo como fin, satisfacer de mejor forma las necesidades espirituales de sus seguidores; mismas que en cualquier etapa de la vida aparecen.

Los servicios médicos no escapan a este escrutinio y aparecen bloqueos para llamar a las cosas por su nombre. Antes se hablaba de pacientes, su verdadero nombre es “clientes”, porque pagan por un servicio que esperan sea de calidad y llene sus expectativas. Además, lo que menos tienen es paciencia y exigen resultados rápidos o se cambian de clínica y de médico.

En la actualidad hay muchas clínicas, muchos hospitales, sanatorios, vale decir, abundante competencia y han obligado a auxiliarse de los medios de apoyo del marketing (como la publicidad y la promoción) para vender sus servicios. Ahora se anuncian ofreciendo paquetes de exámenes de laboratorio como una estrategia de venta.

Se escucha publicidad en radio anunciando servicios médicos de centros del corazón o gastrointestinales, lo que hace algunos años era impensable. Pero la competencia ha obligado a auxiliarse del Marketing y sus medios para realizar las actividades que tengan como fin, satisfacer las necesidades de salud de los clientes o usuarios, de mejor manera que los competidores.

Los primeros profesionales de la salud que fueron pioneros en hacer marketing en sus clínicas, ha sido los pediatras, quienes fueron modificando sus instalaciones al decorarlas con personajes de Disney y otros. Actualmente, se puede encontrar en estas clínicas, juegos infantiles con el fin que su pequeño paciente no se desespere y la visita al médico sea placentera.

Estas actividades se realizan pensando en las necesidades del cliente. Antes se le amenazaba al niño: “si te portas mal te voy a llevar a que te ponga una inyección el doctor”. Actualmente, en la mayoría de los casos, el pediatra no pone vacunas ni inyecciones, lo hace su enfermera o la auxiliar y al momento aparece el doctor preguntándole a su pequeño cliente qué le pasó, haciendo todo un show para que el niño lo siga considerando su amigo y cuando le digan:  “te voy a llevar donde el doctor”, no tenga un recuerdo desagradable y traumático. ¿Si esto no es marketing, cómo se le llama?

El médico actual ya habla de mercado meta o segmentación de mercado y de acuerdo a la decisión de dónde establecer   su clínica, así va a cobrar. No es lo mismo poner una clínica en un sector residencial de un nivel socioeconómico alto, que estar ubicado en un barrio populoso. Por lo tanto, son consideraciones a tomar en cuenta para establecer el precio de los servicios médicos. Por ejemplo: al indagar sobre el historial del cliente, se está haciendo una investigación y si se sabe entablar un diálogo inteligente con preguntas abiertas y sutiles, se obtendrá valiosa información que hablará de costumbres, ocupación y hobbies; datos que darán una pauta del nivel socioeconómico del cliente, lo que indicará poner un precio justo a los servicios proporcionados al paciente, perdón, al cliente o usuario que ha buscado los servicios.

Otro aspecto de suma importancia, es el servicio y atención al cliente, lo cual será la base para una buena y satisfactoria relación con el mismo, para una convivencia duradera (fidelización del cliente), ya que el objetivo no debe ser, realizar hoy la venta del servicio y no volver a ver al cliente. Este y otros aspectos, se abordarán en el siguiente número.

GUILLERMO CASTRO