Hace más de 26 años un joven universitario tenía como inquietud la búsqueda de un concepto que representara lo absoluto de una verdad a través del tiempo, desde las primeras civilizaciones hasta nuestros días, ante la incompatibilidad que mostraban las verdades relativas de la humanidad a través de todo lo vivido.

Finalmente la constante fue encontrada, hoy representada en el sistema binario a través de sus dos dígitos 0 y 1 reflejando a dos estados posibles, apagado o encendido, abierto o cerrado, utilizado como soporte funcional en la tecnología digital.

Este sistema se enlaza con las más antiguas civilizaciones como lo refleja el imperio de IFE en Nigeria, la antigua civilización Egipcia y según investigaciones el posible punto de partida en los períodos de la primera dinastía China.

Este concepto conservado en el tiempo, permitió establecer una estrategia de investigación científica, que relacionara el porqué de estos dos estados, en otras palabras, descubrir ¿Qué había detrás de estas condiciones?

Fue largo el camino recorrido, años de análisis, comparaciones, cálculos y cuando ya el cansancio empezaba a pesar se encuentran propiedades y leyes naturales que definen la formación de cualquier existencia en todo el universo.

De igual forma se pudieron precisar los principios espacio-tiempo que se establece en cualquier proceso de creación.

En otras palabras, todo lo creado dentro del universo lo conforman propiedades con la vinculación de determinadas leyes naturales en función de principios muy precisos de espacio tiempo.

Este avance constituye una novedad para la ciencia, no obstante concretamente con este descubrimiento, se logra visualizar por primera vez el diseño de formación de cualquier existencia y de esta manera podemos determinar las siguientes características:

  • Define la funcionalidad para lo que fue creada determinada existencia.
  • Define la vinculación o interrelación de cada creación con su terreno de existencia y sus participantes.
  • Define hasta donde llega y cual es el potencial de existencia de cada creación.