“En septiembre [del 2016] soy diagnosticada por segunda vez.”

Estas son las palabras de Anabeth Escobar cuando inicia a relatar su historia de como ella logró luchar contra el linfoma folicular por segunda vez.

En 2013 Anabeth fue diagnosticada con linfoma folicular de grado 3, ella se sometió a un total de 8 quimioterapias y 46 radioterapias.  “…Dentro de las 8 quimioterapias ya te puedes imaginar todo el dolor, los síntomas, los vómitos, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, huesos, caída de pelo…” Un momento muy difícil para la vida de Anabeth del cual logró salir.

Para septiembre del 2016 Anabeth recibe la fuerte noticia que el cancer ha vuelto ha su vida, pero ella está agradecida de haber estado tomando el producto OCONEX®.

Anabeth empezó a tomar OCONEX® sin saber que ella iba a tener que hacer la lucha contra el cancer una segunda vez, “…yo lo empecé a tomar, dije, bueno, yo también tengo que colaborar con mi cuerpo, me dicen que está bueno pues probemos…”.

Esta vez solamente fueron necesarias 6 quimioterapias en conjunto con OCONEX® para lograr  superar esta difícil etapa en su vida. La única diferencia entre la primera y segunda lucha es que ella ya venía tomando este medicamento por un tiempo. Después de cada quimioterapia, Anabeth se sintió mucho mejor en comparación a tener que pasar el proceso sin ayuda de OCONEX®. “Los dos medicamentos juntos tanto OCONEX® como la quimioterapia fueron los que me sacaron adelante” concluye Anabeth.